La cultura Lean
On 20 octubre, 2021

La estabilidad de una empresa es un concepto importante que siempre ha preocupado a sus directivos. Las grandes corporaciones que lideran el mercado en el mundo, suelen cambiar de nombre y posición en periodos relativamente cortos.

¿A qué se debe esto?

Son muchas las causas que promueven el declive de grandes empresas que en algún momento parecieron indestructibles. No obstante, un número importante de ellas se mantienen como líderes en su mercado y, al parecer, el secreto de su éxito radica en la filosofía que practican como organización.

En este artículo te hablaremos de la cultura Lean, el nombre occidental que se utiliza para referirse a la metodología desarrollada por la corporación Toyota desde hace más de 80 años y que la mantiene en una posición sólida en el mercado de la industria automotriz.

¿Qué significa Lean?

Lean es un término del inglés que significa esbelto, flaco o delgado. En este contexto, una metodología empresarial con este nombre hace referencia a la simplificación de los procesos en la organización, a fin de contar con una mayor eficiencia, en términos de tiempo de fabricación y disminución de los costos.

La cultura Lean es una filosofía empresarial que permite que todo el negocio se desarrolle con conciencia de lo que es necesario para satisfacer las necesidades del cliente, pero además, considerando la importancia de generar cero desperdicio y los menores costos.

Aunque parece sencillo al describirlo en pocas palabras, no es un objetivo fácil de alcanzar, puesto que su implementación reposa sobre las espaldas de todos los miembros de la empresa. La cultura Lean es una forma de pensar y, después, una forma de ser y hacer.

El autor Màrius Gil escribió el libro Cultura Lean, Las claves de la mejora continua, en el que describe todo lo relacionado con esta filosofía empresarial. Desde la historia que antecede el nacimiento de la empresa Toyota y esta metodología, hasta la actualidad, en la que cientos de organizaciones han sido testigos de los beneficios de este conocimiento práctico.

Descubre cómo poner en marcha la cultura Lean, a través de un discurso claro y sencillo, en el que el autor ilustra de manera agradable los pasos que debe seguir tu hoja de ruta.

¿En qué consiste esta metodología?

Màrius Gil es muy directo al describir la importancia del compromiso de toda la organización en la implementación de la cultura Lean. Esta metodología no puede ser superpuesta directamente de una empresa a otra, por lo que cada institución debe identificarse con ella antes de comenzar a ejecutarla.

En el libro Cultura Lean se describen cinco fases o partes que se deben atender para poner en práctica este método en una organización:

1. El plan de transformación

Aunque aparece como una etapa de la metodología, en realidad, el plan de transformación abarca las etapas subsiguientes. Podría decirse que este plan es el esquema de trabajo en sí.

Se trata del establecimiento de todas las técnicas que permitirán consumar la metodología Lean. Por tanto, el plan de transformación comienza con las primeras reflexiones sobre las razones para implantar una nueva cultura de trabajo, el establecimiento de los principios y pasos a seguir.

El plan de transformación contiene los propósitos de instaurar la cultura Lean, el proceso a llevar a cabo, la declaración de los roles de las personas y las estrategias para la resolución de problemas.

2. El propósito

Definir el propósito que persigue la organización con la implementación de la cultura Lean es una de las etapas claves. Este paso permite iniciar el proceso con transparencia y clarificación de objetivos.

Además, definir este propósito se convierte en el punto de partida para la ruta a seguir. En este momento se comienza a evaluar el desempeño de la organización y se establecen indicadores en cuanto a coste, calidad, plazos y personas.

3. El proceso

En el libro Cultura Lean se dedica un capítulo completo a la definición del proceso de la organización. Esta filosofía mantiene la premisa de la gestión por procesos, en la que se pretende que cada miembro de la organización tenga poder para tomar decisiones relacionadas con la etapa del proceso en la que está involucrado.

Además, la cultura Lean plantea que el proceso debe iniciar por considerar las necesidades del cliente o estará destinado al fracaso.

4. Las personas

Uno de los aspectos que diferencia a las organizaciones que trabajan con la metodología Lean de las empresas tradicionales, es la manera en que conciben el papel de las personas en la organización.

La cultura Lean rompe con la visión de las organizaciones verticales, en las que la información fluye de arriba hacia abajo y promueve relaciones horizontales y de interdependencia positiva, en las que las personas comprenden la importancia de su papel.

5. Solución de Problemas

La solución de problemas es un punto de honor en las organizaciones practicantes de la cultura Lean. Además, estas instituciones difieren de la visión tradicional que se tiene de un problema.

Un problema es una desviación estándar del proceso que termina por generar pérdidas a la organización. Ahora bien, con la filosofía Lean, las personas que trabajan en cada etapa del proceso se entrenan para encontrar oportunidades de mejora y optimización, de modo que la aparición de problemas sea cada vez más difícil, al mismo tiempo que se trabaja en la mejora continua del proceso.

Cultura Lean

Es evidente que el libro Cultura Lean, Las claves de la mejora continua, es una guía práctica escrita por Màrius Gil de una manera clara, llena de ejemplos y analogías que te permitirán comprender los fundamentos de esta filosofía.

Aprende cómo grandes empresas han adoptado esta metodología y se han mantenido en el mercado con el paso del tiempo. Además, las organizaciones que optan por transformarse con la implantación de la cultura Lean, se caracterizan por mostrar un crecimiento sistemático, como consecuencia de su doctrina de mejora continua y calidad. ¡Tienes que conocerla!

Leave a reply