Disponer de los datos de los clientes es la base del éxito de la empresa del futuro
El 25 julio, 2017

Gracias a los grandes y pequeños datos –analíticas, algoritmos–, somos capaces de conocer fielmente las necesidades y aspiraciones de los consumidores. Si sabemos utilizar bien estos datos, podremos entender cómo debemos establecer una buena relación con nuestro cliente/consumidor. La empresa del futuro acompaña al cliente en su recorrido de compra –antes, durante y después-, e interviene en cada una de estas fases creando cuantos puntos de contacto sean necesarios para facilitarle un buen proceso de compra.

Los pasos siguientes de las empresas pasan por la preparación de la propuesta de valor, mejorar nuestro producto, oferta, precio y otras ventajas competitivas para conseguir fidelizar al cliente/consumidor. De este modo, las empresas del futuro, sea cual sea su nivel de robotización, solo serán sostenibles si se convierten en centros de innovación que acompañan a los clientes en su recorrido de compra. Desaparecerán las fronteras entre las marcas de fabricantes y las de los distribuidores, buscando cada una la mejor posición en la cadena de valor. Y aunque perderán una parte del poder de negociación actual, los nuevos modelos de ingresos les permitirán obtener más beneficios participando en muchos más negocios.

Big Data: atrapando al consumidor

Josep-Francesc Valls
Profit Editorial
14,85 euros
160 páginas
ISBN 9788416904457

 

El autor está disponible para entrevistas.

Josep-Francesc Valls es catedrático del departamento de Dirección de Marketing de ESADE. Ha publicado una decena de ensayos sobre marketing y turismo, entre los que destacan “La imagen de marca de los países (McGraw-Hill, 1992); “Las claves del mercado turístico” (Deusto, 1996); “Gestión de destinos turísticos sostenibles” (Gestión 2000, 2004); y “Fenómeno low cost, impacto en el factor precio”, en colaboración, (Deusto, 2008). Es consultor de empresas y gobiernos y ha impartido cursos y conferencias por toda América Latina, Magreb, Francia e Italia. En 2000, recibió el premio a la difusión de la economía por parte del Colegio de Economistas de Catalunya.